Hoy, conmemoramos a la Virgen de los Dolores, retomando esta imagen podemos hacernos sensibles en primer lugar para reconocer la fe que profesamos...

15

AGOSTO
Jueves
24ª Semana Ordinario
Nuestra Señora de los Dolores


Heb 5,7-9: Aprendió a obedecer y se convirtió en la causa de nuestra salvación eterna.

Hermanos: Durante su vida mortal, Cristo ofreció oraciones y súplicas, con fuertes voces y lágrimas, a aquel que podía librarlo de la muerte, y fue escuchado por su piedad. A pesar de que era el Hijo, aprendió a obedecer padeciendo, y llegado a su perfección, se convirtió en la causa de la salvación eterna para todos los que lo obedecen.

 

Sal 30: Señor, por tu amor tan grande ponme a salvo.

 

Lc 2,33-35: Y a ti, una espada te atravesará el alma.

En aquel tiempo, el padre y la madre del niño estaban admirados de las palabras que les decía Simeón. El los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: "Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma".

 

Comentarios

Hoy, conmemoramos a la Virgen de los Dolores, retomando esta imagen podemos hacernos sensibles en primer lugar para reconocer la fe que profesamos, pues la imposición de algo nos lleva a una aceptación momentánea que nos causa infelicidad, sin embargo, si somos conscientes de lo que se nos revela será más fácil poder transmitir lo que sentimos.

En segundo lugar, es una invitación que cada persona puede hacer a Jesús, pues a veces nuestras intenciones pueden ser de presunción, para que me vean, para lucirme, quedar bien, entre otras. Sin embargo, el pasaje nos presenta al fariseo, con una actitud de arrogancia, por otro lado, hay una mujer que por su historia pareciera no tener una buena reputación, pero es capaz de dar lo mejor que tiene sin importar el rechazo o la aprobación de los demás.

En nuestra vida, nos guiamos bajo este comportamiento la vanidad o la sencillez, la discriminación o el veneficio, las comodidades o lo humilde, pensando que eso nos distingue, lo que si puede distinguirnos es nuestra capacidad de renunciar a una vida cómoda para seguir la llamada de Jesús; entregándonos para amar a quienes tenemos en nuestra vida. Pues al fin los títulos salen sobrando cuando nuestro corazón no se transforma.

Yonathan Santiago Guillén Martínez

Visto 139 veces

Please publish modules in offcanvas position.